lunes, enero 15, 2018

Las agencias de relaciones públicas y las fake news


Uno de los grandes problemas estructurales de las agencias de relaciones públicas es lo mal que comunica.  Ya se sabe, “En casa del herrero, cuchillo de palo”.  Esta reflexión viene a cuento por todo lo que se ha publicado sobre las “fake news” en los medios más importantes de todo el mundo y el sepulcral silencio que prácticamente todo el sector ha guardado en torno a este tema.

¿Por qué nos incumbe esta discusión?, se preguntarán algunos.  La respuesta es sencilla.  El sector lleva años sufriendo ataques contra su trabajo por sembrar sus propias “fake news” para sus clientes. Noticias que no lo son tanto que sirven para empujar la agenda temática de quienes pagan nuestras facturas. En este sentido, resultaría sano que esta experiencia del sector de las agencias de relaciones públicas sirviera para matizar las discusiones de políticos y periodistas sobre un tema que, desde mi particular punto de vista, se ha exagerado interesadamente.

Una vuelta a la “olvidada” Guerra Fría

Para los más viejos del lugar, quienes crecimos con la imagen de que los soviéticos eran los malos en las películas de Hollywood, ver cómo se ataca ahora a los rusos nos parece un deja vu que pensábamos que no volveríamos a ver.  Sin embargo, ahí están nuevamente las acusaciones en contra de las fábricas de trolls y de “fake news” provenientes desde Rusia, Corea del Norte e incluso Venezuela.

Esto se ha convertido en un tema muy serio, que incluso se ha discutido con profundidad en el Congreso de los Estados Unidos con la presencia de directivos de Google, Facebook, entre otras empresas de internet.  De forma paralela, la Unión Europea quiere detener las “fake news” con estrategias de contrapropaganda y la Comisión Europea ha abierto una consulta pública sobre noticias falsas y desinformación en línea.

Haciendo poderosos a los rusos

Un amigo ruso que también está en el ámbito de las agencias de relaciones públicas me dijo divertido que se “siente poderoso” al saber que un puñado de sus compatriotas son capaces de influir decisivamente en las elecciones de países tan importantes como Estados Unidos, Reino Unido o España.  “Lo que no saben es que esto hace más poderoso a Putin a los ojos del mundo y de los propios rusos”, me indicó recientemente.

Valoraciones políticas aparte, lo que es verdad es que no me parece haber escuchado por parte de ningún representante relevante del sector de las agencias de relaciones públicas ninguna matización sobre el debate abierto de las “fake news”.

Desde este espacio ofrezco algunas reflexiones que me parece conveniente discutir sobre este fenómeno de propaganda:

  • Según el Washington Post, se detectaron 4.700 USD de inversión en Youtube y más de 100.000 USD en Facebook de grupos y/o personas del ámbito ruso.  Si consideramos que una empresa como EA invirtió 2,75 millones USD para promover uno de sus juegos, el dinero invertido supuestamente por Rusia se antoja poco relevante.
  • En este mismo medio se indicaba que los contenidos generados supuestamente por los rusos habían impactado a 126 millones de estadounidenses (un 38% de la población).  Lo que no se explica es la número de veces que han visto estos contenidos.  Es dudoso que si sólo se han visto una o hasta dos veces un contenido determinado esto haya podido persuadirlos hasta hacerlos cambiar sus preferencias políticas.  Otra cosa es que se hubiera impactado a un número relativamente pequeño de ciudadanos que normalmente no votan y que éstos hubieran visto cientos o miles de veces los contenidos que finalmente les habrían hecho cambiar de opinión.  Sin embargo, para esto se hubieran necesitado auténticos expertos que tuvieran un conocimiento profundo no sólo de Facebook y Google, sino del sistema electoral norteamericano, algo que no se antoja asequible fácilmente para un grupo de generadores de contenidos y estrategias digitales rusos.  
  • Según el Post, se detectaron 43 horas de contenido supuestamente generado por los rusos, cuando cada minuto se suben 300 horas de vídeo cada minuto.
  • En el mismo artículo se indicaba que había hasta 470 cuentas y páginas involucradas en difundir propaganda rusa, y que se habían gastado 100.000 usd en 3.000 anuncios.  Lo que implica que cada anuncio recibió 3 usd de inversión en promedio.  Por experiencia, con esa inversión no se puede impactar a audiencia de millones de usuarios ubicados en EEUU como indican algunos congresistas y senadores norteamericanos.  De hecho, hay servicios que ofrecen de manera puntual o continuada el servicio de miles de cuentas generadas para retuitear, dar Me gusta o realizar visionados de videos en sitios como Seoclerks, Fiverr, Growviews, entre muchas otras.
  • Ante las acusaciones de que Facebook se habría convertido en una plataforma de manipulación política, su creador Mark Zuckerberg dijo que era “una idea bastante alocada”, aunque luego tuviera que retractarse y pedir perdón. 

Desde un punto de vista experto, las acusaciones en contra del gobierno ruso y de sus adláteres digitales suenan exageradas.  Otra cosa es que estas denuncias funcionen muy bien para según qué fines políticos.

Es muy importante recalcar que no se trata de hackers, sino que la acusación de generar y difundir “fake news” es contra creadores de contenidos y estrategas digitales.  De los primeros no nos ocupamos ahora, sino de aquellos con los que los profesionales que trabajamos en una agencia de relaciones públicas y marketing tenemos algo en común.

Es difícil ir en contra de los gobiernos occidentales más poderosos, sobre todo teniendo en cuenta que muchos de éstos son o pueden ser clientes, pero el sector de las agencias de relaciones públicas debería promover una discusión seria en torno a las “fake news” e indicar cuando hay acusaciones que, desde un punto de vista estrictamente profesional, difícilmente se sostienen.  No sólo nos debemos a nuestros clientes, sino también a la sociedad y si somos expertos en algo deberíamos de hacer escuchar nuestra voz.

jueves, agosto 31, 2017

Relaciones Públicas: La confusión


Resulta llamativo ver lo complejo (y a la vez sencillo y plano) que se ha vuelto el mundo.

La sucesión interminable de acontecimientos hace que todo se consuma "crudo" y no haya tiempo material, pero tampoco ganas, de realizar una reflexión profunda sobre los temas del día a día.

El problema es que la realidad "borrosa" (líquida se me hace muy cursi) es la que no nos está permitiendo ver el fondo de las cosas y, sobre todo, estamos sin perspectiva, prisioneros del tsunami informativo de temas que nos avasallan y nos aturden.

La "sensación" de estar informado a través de los medios, cuando ni los periodistas tienen la posibilidad de digerir todo lo que tienen sobre la mesa, no es más que una pose que ya se ha cobrado sus primeros trofeos: el Brexit y la victoria de Trump.

Los cambios repentinos, imprevistos por los expertos de ayer, son los que determinarán el futuro de los países, presos de la percepción epidérmica de la realidad.

Si lo que domina es la confusión, las decisiones que se tomen sólo pueden ayudar a mantenerla.

Visita la web de mi agencia: www.tuatupr.com

viernes, octubre 14, 2016

Relaciones Públicas: ¿En quién confiar en tecnología? Reflexión sobre la crisis de Samsung



Al comienzo de mi agencia: www.tuatupr.com tuvimos como cliente a Samsung.

Fue un tema extraño que no salió a la luz pública por retrasos del desarrollo.

Nos quedamos con las ganas de hincarle el diente a una marca tan llamativa, pero el recuerdo de aquello viene a mi mente al ver la desastrosa gestión que ha realizado la empresa coreana con la crisis del Galaxy Note 7, que le ha significado un gran problema financiero, pero sobre todo de imagen que puede ser incluso más grave para sus productos.

A pesar de que se sabe que las baterías de los móviles se recalientan e incluso se incendian y explotan (en la imagen  un iPhone 5 que quemó el asiento de un coche), la manera en como Samsung abordó la situación ponen en solfa la confianza a una marca que antes se consideraba robusta.

Primer interrogante: ¿Por qué explotan incluso estando desconectados?  No se sabe a ciencia cierta cómo es que una batería ha logrado calentarse tanto hasta explotar estando en reposo.

Segundo interrogante: ¿Cómo Samsung permitió que el tema llegara al punto que las aerolíneas prohibieran embarcar el teléfono afectado, incluso después de que un vuelo se viera afectado por un teléfono en llamas?  Si ya se sabía que el móvil era potencialmente un peligro no había nada que esperar.

Tercera interrogante: Si realmente consideran que el móvil es peligroso, ¿por qué distribuyen guantes ignífugos para que sus clientes envíen de vuelta el dispositivo por correo terrestre/marítimo?  No muestran mucha preocupación por la seguridad de sus consumidores.  

En resumen:

  1. No se cerró la crisis, porque aún hay varias interrogantes.
  2. Actuación lenta.  Incluso 
  3. La marca expone al peligro a sus consumidores y vuelve a hacerlo obligándoles a manipularlo nuevamente.

Para los actuales consumidores que estiman la marca Samsung, esta crisis puede tratarse de un percance, aunque sus consecuencias son realmente graves.

Para los fieles usuarios de otras marcas, esto les ayudará a reafirmar su "amor" por su decisión actual.

Los que más deben preocupar a Samsung son aquellos que se mueven por diferentes motivos (prestaciones, precio, etc.), pero que, ante una eventualidad como la de una posible explosión del teléfono seguramente optarán por otra marca más segura.

En una industria con tan alto grado de competencia, un error de estas dimensiones puede poner en serio riesgo la credibilidad y confianza de una marca y sus productos, lo que significará una posible amenaza para su viabilidad futura.

miércoles, septiembre 21, 2016

Aprende 10 trucos SEM en Adwords


Ajustar tu Marketing en Buscadores (SEM por sus siglas en inglés), es un proceso necesario y constante que te permitirá optimizar tus inversiones y potenciar el alcance de tus campañas.

A continuación te presentamos 10 puntos clave que podrías implementar para mejorar su eficiencia.

ORGANIZAR TU CAMPAÑA

Uno de los puntos más importantes para mejorar nuestro SEM, es el estado en que se encuentren nuestros Ad Groups y sus respectivas palabras clave. Es importante tenerlos organizados de la forma más clara posible, separándolos por objetivos en concreto.

25 grupos de anuncios es un buen número y es preferible a sólo pocos Ad Groups con una enorme lista de Keywords. Además de tener claramente nombrados y separados tus Ad Groups (puedes renombrar), puedes apoyarte con aquellas keywords con puntuación arriba de 7 en el revisión de calidad; recuerda también que es importante mantener un análisis de aquellas que están dando mejores resultados; en este sentido puede funcionarte colocar algunas de las más eficientes en cada Ad Group, para ir mejorando su promedio y nivel de relevancia.

 ANALIZA Y CONECTA

Uno de los elementos clave es medir de forma correcta las conversiones en tu publicidad. Para ello, debes definir bien cuales son tus objetivos: que hagan clic, que ingresen su correo electrónico, que compren algo, etcétera.

Hay que definir bien nuestra conversión y configurar su seguimiento para ir depurando y acercándonos de mejor forma a nuestro objetivo. Al respecto te puede servir el código y enlace con Google Analytics.


Lee el post completo en el blog de mi agencia.

sábado, junio 25, 2016

Relaciones Públicas: El Brexit y la campaña xenófoba



En el blog de túatú hablamos sobre el Brexit y cómo los mensajes euroescépticos han triunfado por su claridad ante la mediocre defensa que se realizó del "Remain" por parte de todos los partidos.

¡Echale un vistazo!

Visita la web de mi agencia: www.tuatupr.com

miércoles, mayo 18, 2016

Relaciones Públicas: Nueva web en tuatupr.com

Nueva web tuatupr.com
Nueva web tuatupr.com

Visita la nueva web de mi agencia: www.tuatupr.com

Puedes llamarnos al teléfono: +34 911123481 y escribirnos a info (@) tuatupr.com.